Visión

Las ONGD que conforman la Coordinadora poseen una percepción común, siempre respetando
la identidad de cada organización, sobre algunos conceptos básicos que constituyen su campo
de trabajo y que orientan los principios con los que actúan: tipo de desarrollo que promueven,
la pobreza contra la que luchan y la cooperación que quieren desarrollar en el país.


Las ONGD promueven el desarrollo, entendiéndolo como un proceso de cambio social,
económico, político, cultural, tecnológico… que, surgido de la voluntad colectiva, requiere la
organización participativa y el uso democrático del poder de las personas de la comunidad. El
desarrollo, así entendido, favorece condiciones de equidad que abren más y mejores
oportunidades de vida al ser humano para que despliegue todas sus potencialidades y
preserva para las generaciones futuras el acceso y buen uso de los recursos, el medio
ambiente y el acervo cultural.


Las ONGD luchan por erradicar la pobreza concebida como la situación de privación de los
elementos esenciales para que el ser humano viva y se desarrolle con dignidad física, mental y
espiritual, teniendo en cuenta sus necesidades en relación con el género, las capacidades, los
valores culturales, la edad y el grupo étnico. Consideran que la pobreza es, fundamentalmente,
resultado de unas estructuras generadoras de injusticia que sustentan un sistema económico
excluyente, basado en la explotación de los pueblos y la naturaleza. De esta forma la causa de
las desigualdades sociales está en el acceso a los recursos y en la exclusión de los pueblos de la
toma de decisiones que les atañen.


Las ONGD practican la cooperación con países empobrecidos, entendiendo que ésta es un
intercambio entre iguales, mutuo y enriquecedor para ambas partes, que pretende fomentar
el desarrollo y lograr la erradicación de la pobreza (tal como han sido definidos). La
cooperación es una actividad que es preciso ubicar en el contexto de las relaciones
internacionales, manteniendo una estrecha relación con el resto de políticas Norte-Sur, sobre
las que pretende influir sin limitarse al ejercicio de una simple financiación.


Las ONGD tenemos por objetivo promover la equidad de género. Estos procesos
deben crear las condiciones para que las mujeres, como parte de la comunidad, participen en
la toma de decisiones, así como promover su incorporación activa en todos los programas de
desarrollo y ayuda humanitaria, asegurando el acceso y control equitativo a los recursos y
beneficios de los mismos.


Las ONGD promueven un tipo de desarrollo respetuoso con el medio ambiente. Sus acciones
no deben afectar negativamente al medio ambiente, promoviendo la conservación del entorno
natural y el uso sostenible de recursos.


A través de sus acciones las ONGD promueven el respeto a los derechos humanos entendidos
como derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales… incluidos el derecho al
desarrollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada